Siguenos en Facebook

Introducción al Cuerpo Humano

Escrito por Alek. Posteado en De Emergencia

El Aparato Respiratorio

El oxigeno constituye lo que podría considerarse el combustible que utilizan las células del cuerpo humano y sin un suministro continuo y adecuado de este, las células se degeneran y mueren. La rapidez con que mueren depende en gran parte su carácter funcionamiento y de su localización. A manera de ejemplo, cabe citar Tas células del cerebro y del sistema nervoso, que pueden morir de 4 a 6 minutos después del momento en que dejan de recibir oxigeno, y puesto que el cerebro es el órgano que regula tas funciones del cuerpo, resulta fácil advertir que la muerte de sus células provoca la suspensión de otros procesos que se efectúan en el mismo. El suministro de oxigeno necesario para el cerebro se renueva continuamente gracias al proceso respiratorio, luego es obvio que cualquier interrupción en dicho proceso puede ser de fatal es consecuencias inmediatas.

Las vías respiratorias y otras estructuras que forman parte del aparato respiratorio

El aire que se respira recorre en su trayecto varias estructuras antes de llegar a los pulmones, en donde el oxigeno  reemplaza a los productos de desecho.

Las vías respiratorias superiores. El aire, un gas compuesto aproximadamente de 21 % de oxigeno y 799°/02 de nitrógeno y de otros gases, penetran en el aparato respiratorio a través de la boca y de la nariz. La boca y la nariz se conectan, ambas, por un conducto común llamado faringe (garganta). A partir de la faringe, hacia abajo, se extienden otros dos conductos: la tráquea y el esófago. De estos dos últimos conductos, el de mayor diámetro es la tráquea, que se localiza delante del esófago.