Siguenos en Facebook

Resfriado común

Escrito por Alek. Posteado en Padecimientos Infecciosos

Resfriado común.

Descripcion.

El resfriado común, catarro o resfrío es una enfermedad infecciosa viral leve de la nariz, la garganta y el sistema respiratorio superior. Los sintomas que se puden presentar son dolor de cabeza, secreción nasal, congestión nasal, estornudos ojos llorosos, es posible que se presente dolor o flema en la garganta, tos y una sensacon general de malestar u otros síntomas. Existen más de 200 virus diferentes que pueden causar un resfriado y normalmente puede durar de 3 a 10 dias.

Causas.

El resfriado común pertenece a las infecciones del tracto respiratorio superior y es muy distinto de la gripe, una infección viral más grave del tracto respiratorio que muestra síntomas adicionales: fiebre en aumento, temblores y dolores musculares, aun cuando muchas personas confunden ambos términos. Al ser una infección viral, no existe un tratamiento específico más allá del sintomático.

Se le llama “resfriado común” porque hay más de mil millones de resfriados en los Estados Unidos al año. Por lo que usted y sus hijos tendrán más resfriados que cualquier otro tipo de enfermedad. En promedio, los niños tienen de 3 a 8 resfriados por año y continúan teniéndolos durante toda la infancia. Los padres se contagian usualmente de los niños. Los resfriados son la razón más común por la cual los niños faltan a la escuela y los padres a su trabajo.

Los niños generalmente se contagian del resfriado por el contacto con otros niños. Cuando se introduce una nueva cepa en una escuela o guardería, ésta viaja rápidamente por toda la clase.

Los resfriados pueden ocurrir todo el año, sobre todo en invierno (incluso en áreas de inviernos benignos). En las áreas en donde no se da la estación invernal, los resfriados son más comunes durante la temporada de lluvias.

Cuando alguien tiene un resfriado, la secreción nasal está atestada de los virus que lo causan y los estornudos, al igual que sonarse o enjugarse la nariz, los propagan. Un resfriado se puede adquirir inhalando el virus en caso de estar sentado cerca de alguien que estornuda o al tocarse la nariz, los ojos o la boca después de haber tocado algo contaminado por el virus.

Las personas son más contagiosas durante los primeros 2 a 3 días del resfriado y generalmente ya no son del todo contagiosas durante los días 7 a 10.

Algunos factores que influyen en la gravedad de los síntomas son: el estrés psicológico y la fase del ciclo menstrual. Además, una salud débil en general u otras condiciones preexistentes, como las alergias, pueden agravarse debido a una infección.

La mejor forma de evitar los resfriados es mantener el sistema inmunitario en condiciones óptimas: durmiendo lo suficiente para sentirse descansado, reduciendo el estrés, llevando una alimentación adecuada y evitando el exceso de consumo de alcohol.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes de un resfriado son:

  1. Congestión nasal
  2. Rinorrea
  3. Estornudo

Los adultos y los niños mayores con resfriados generalmente tienen una fiebre baja o no tienen fiebre, mientras que los niños pequeños a menudo tienen fiebre de alrededor de 38 a 39º C (100 a 102° F).

Una vez que usted haya “pescado” un resfriado, los síntomas usualmente comenzarán en 2 ó 3 días, aunque pueden tomar una semana. La irritación en la nariz y en la garganta es el primer signo característico, seguido en cuestión de horas por estornudo y secreción nasal acuosa.

Al cabo de 1 a 3 días, las secreciones nasales usualmente se vuelven más espesas y quizás de color amarillento o verdoso. Esto es una parte normal del resfriado común y no una razón para usar antibióticos.

Dependiendo de cuál es el virus culpable, dicho virus también podría causar:

  1. Tos
  2. Disminución del apetito
  3. Dolor de cabeza
  4. Dolores musculares
  5. Goteo retronasal
  6. Dolor de garganta

Sin embargo, si es verdaderamente un resfriado, los síntomas más sobresalientes se presentarán en la nariz.

En los niños con asma, los resfriados son el desencadenante más común de los síntomas de esta enfermedad.

Los resfriados comúnmente se observan antes de las infecciones del oído. Sin embargo, los tímpanos de los niños usualmente se congestionan durante los resfriados y es posible que ocurra una acumulación de líquido sin una infección bacteriana (llamada otitis media serosa).

Todo el resfriado generalmente desaparece por sí solo en aproximadamente 7 días, con quizás algunos cuantos síntomas persistentes (como la tos) por otra semana. Si el resfriado dura más tiempo, consulte con el médico para descartar otro problema, como infección sinusal o alergias.

Tratamiento

No existe cura para el resfriado común, es decir, no hay tratamiento que combata directamente al virus. Sólo el nuestro sistema inmunologico del organismo puede destruir con efectividad al invasor. Un resfriado puede estar compuesto por varios millones de partículas virales, y normalmente en pocos días el organismo comienza a producir en masa un anticuerpo más adecuado que pueda impedir que el virus infecte más células, además de glóbulos blancos que destruyen el virus mediante la fagocitosis y a las células infectadas para impedir más replicaciones del virus.

Es por esto que los tratamientos disponibles se centran en aliviar los síntomas, y también en ayudar al cuerpo a desarrollar sus defensas.

Para algunos, los resfriados son inconveniencias relativamente leves, y pueden continuar con sus actividades cotidianas con una incomodidad tolerable. Se deben ponderar esta incomodidad y el precio y los posibles efectos secundarios de los remedios.

Procurar un ambiente cálido y seco, descanse y tome líquidos en abundancia, especialmente líquidos calientes. Los remedios de venta libre para el resfriado pueden ayudar a aliviar los síntomas. Estos realmente no acortan la duración del resfriado, pero pueden ayudarlo a sentirse mejor.

Expertos médicos han desaconsejado el uso de medicamentos para la tos y los resfriados en niños menores de 6 años. Hable con el médico antes de que su hijo tome cualquier tipo de antitusígeno de venta libre, incluso si éste viene etiquetado para los niños. Estos medicamentos probablemente no van a funcionar con los niños y pueden tener efectos secundarios graves.

Los antibióticos no se deben usar para tratar un resfriado común, ya que no ayudan y pueden empeorar la situación. La presencia de una secreción nasal amarillosa o verdosa no es razón para usar antibióticos, a menos que no mejore en 10 a 14 días (en este caso puede ser una infección sinusal llamada sinusitis).

Los tratamientos comunes incluyen: analgésicos como el ácido acetilsalicílico, el acetaminofén o paracetamol, además de versiones localizadas para la garganta (recetadas a menudo en forma de pastillas), descongestionantes nasales que reducen la inflamación de las vías nasales, constriñendo los vasos sanguíneos locales, supresores de la tos (que funcionan como un narcótico, suprimiendo el reflejo cerebral de la tos o diluyendo la mucosidad de los pulmones), y antihistamínicos de primera generación, como la bromfeniramina, la clorfeniramina y la clemastina (que reducen la segregación de mucosa en la glándula correspondiente y combaten así el goteo y la congestión nasal, aunque también provocan somnolencia como efecto secundario). Los antihistamínicos de segunda generación no tienen efectos útiles sobre el resfriado.

Los nuevos medicamentos antivirales pueden aliviar la rinorrea completamente un día antes de lo usual (y comenzar a aliviar los síntomas en cuestión de un día). Sin embargo, no está claro si los beneficios de estos medicamentos sobrepasan los riesgos.

Los antibióticos son ineficaces contra el resfriado común y también contra cualquier otra infección viral. Son útiles para tratar cualquier infección bacteriana secundaria, pero el tratamiento con antibióticos antes de que se desarrollen estas coinfecciones es contraproducente, ya que puede generar una resistencia al medicamento.

No hay que olvidar que todos los medicamentos son para el alivio sintomático y no impiden la propagación de la infección a aquellos que nos rodean y hay que pensar en la cantidad de personas que infectaremos si seguimos con nuestro ritmo diario y por lo tanto, sería recomendable que las personas resfriadas usaran máscaras quirúrgicas. Sólo después de reaccionar nuestro cuerpo y generar defensas contra la infección e ilimitados los síntomas de forma natural dejamos de ser portadores de la infección.

Remedios caseros.

Existen numerosos remedios caseros para “cortar” los resfriados, catarros y dolores de garganta. Uno de ellos es el té de limón, infusión preparada con té negro, jugo de limón, aspirina y dos cucharadas de miel . En Argentina y Uruguay existe el “mate de limón”, infusión preparada con yerba mate y limón rayado o picado (con su cáscara). En Mexico se prepara una sopa de gallina o pollo. El consomé de pollo se ha utilizado para tratar los resfriados comunes al menos desde el siglo XII y realmente puede ayudar. La sal, el calor y el líquido le pueden ayudar a combatir la infección.

Los tratamientos alternativos que también se han utilizado abarcan:

  • Equinácea.
  • Vitamina C.
  • Zinc.

Expectativas (pronóstico)

Los síntomas usualmente desaparecen en 7 a 10 días.
Posibles complicaciones:

  • Bronquitis.
  • Infección del oído.
  • Neumonía.
  • Sinusitis.
  • Empeoramiento del asma.

Cuándo contactar a un profesional médico:

Utilice primero medidas de cuidados caseros. Llame al médico si:

  • Se presenta dificultad respiratoria
  • Los síntomas empeoran o no mejoran después de 7 a 10 días.

Prevención

Podría parecer sorprendente tratar de prevenir los resfriados, pero se puede hacer. Los niños tienen un promedio de 3 a 8 resfriados por año. Debido a la gran variedad de virus causantes del resfriado común, la vacunación es inviable.

A continuación, se presentan 5 formas comprobadas de reducir la exposición a los gérmenes:

  1. Lavarse siempre las manos: los niños y adultos deben lavarse las manos en momentos claves, como después de sonarse la nariz, después de cambiar pañales o ir al baño, antes de comer y antes de preparar alimentos. Los jabones antibacterianos no tienen efecto sobre el virus del resfriado es la propia acción mecánica de lavarse las manos la que elimina las partículas víricas. Se recomiendan gel con alcohol para manos como método efectivo para reducir la concentración de los virus infecciosos en las manos. Sin embargo, al igual que al lavarse las manos, los geles con alcohol no proporcionan ninguna protección residual contra otra infección.
  2. Desinfectar: limpie las superficies de contacto común (manijas de los lavamanos, esteras para dormir) con un desinfectante aprobado por la EPA.
  3. Cambiar de guardería: La asistencia a una guardería de 6 o menos niños reduce significativamente el contacto con los gérmenes.
  4. Usar desinfectantes manuales instantáneos: un pequeño toque acabará con el 99.99% de los gérmenes sin necesidad de agua ni toallas. Estos productos contienen alcohol para destruir los gérmenes. Son un antiséptico, no un antibiótico, así que no se puede desarrollar resistencia.
  5. Utilizar toallas de papel en lugar de toallas de tela compartidas.

A continuación se presentan siete formas de reforzar el sistema inmunitario:

  • Evitar el tabaquismo pasivo: manténgase lo más alejado posible del humo del cigarrillo, ya que es el responsable de muchos problemas de salud, incluyendo millones de resfriados.
  • Evitar antibióticos innecesarios: cuanto más se utilicen los antibióticos, mayor será la probabilidad de resultar enfermo en el futuro con infecciones más prolongadas y pertinaces causadas por organismos más resistentes.
  • Amamantar: se sabe que la leche materna protege contra infecciones de las vías respiratorias, incluso años después haberlo hecho. Los niños que no son amamantados tienen en promedio 5 veces más infecciones del oído.
  • Tomar agua: el cuerpo necesita líquidos para que el sistema inmunitario funcione apropiadamente.
  • Tomar yogurt: las bacterias beneficiosas en algunos cultivos activos de yogur ayudan a prevenir los resfriados.
  • Dormir bien: ir a la cama tarde y no dormir bien deja a las personas en un estado de vulnerabilidad.

Nombres alternativos

Infección viral de las vías respiratorias altas; Resfriado

Véase también

Influenza A, Influenza B, Gripe porcina (H1N1)

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.